Vecinos denuncian una vida de pesadilla de jovencita suicida


Vecinos denuncian una vida de pesadilla de jovencita suicida

Llaman a fomentar la denuncia ciudadana

Benny Cruz Zapata

El presunto suicidio de una jovencita de 19 años ha desencadenado las sospechas de sus vecinos que han denunciado una vida de pesadilla que hacen pública a través de redes sociales en donde relatan y lamentan no haber hecho lo suficientes para salvar a la joven, que este 14 de agosto se quito la vida en su domicilio de la Colonia Miguel Alemán de esta capital.

Para el regidor Marte Alejandro Ruiz Nava, hechos como este son una muestra más de que se debe fomentar la cultura de la denuncia además sembrar conciencia ciudadana:

“Absolutamente todos podemos hacer algo para evitar tragedias como la de la jovencita, no podemos quedarnos callados si sabemos que una vecina, un conocido, o un desconocido padecen abusos, debemos denunciar ante quien corresponda un hecho que nos agravia como sociedad, si denunciamos podemos estar salvando vidas”.

En este tenor, Diana Galván, vecina del lugar expone el caso de la jovencita ante la opinión pública haciendo uso de sus redes sociales:

“Lupita.. lamentó tanto que hayas sufrido tanto y que te hayas ido de esa forma. No lo merecías, eras una niña hermosa que siempre sonreía a pesar de los pésimos tratos de tu madre.
No puedo regresarte a la vida, pero te prometo que tú muerte no será en vano, Lupita, te prometo que los culpables la pagarán.
Escribo esto para contar un poco de Lupita y lo raro y misterioso de su “suicidio”. Comenzaré diciendo la vida que llevaba…
Lupita era mi vecinita. Tenía 19 años, pero parecía de 12 años por su terrible desnutrición.
Tenía algún tipo de retraso, se comentaba que era esquizofrénica(pero no se portaba como una esquizofrénica) En fin, eso era lo que la mamá decía.
Ella era la mayor pero tenía 3 hermanos más. Un adolescente de 15, niña de 5, bebé de 2 años”.

De la madre de la joven detalla:

“Su mamá es estilista, trabaja en el 6 bulevard y Juárez en una estética,
Lupita casi todo el tiempo estaba encerrada, sola, sin supervisión de nadie. No la sacaban a distraerse ni a nada.
Rara vez la dejaban pasear por el patio. No le hacía daño a nadie, solo quería caminar y ver a la gente de afuera, en dos ocasiones , pobrecita se desvestía (totalmente), no era consciente de lo que hacía, ella no tenía malicia. La primera vez que lo hizo (más bien que yo vi/me di cuenta) salió corriendo de su casa sin ropa (estaba sola) por suerte justamente iba llegando su mamá y la metió y vistió. Lupita no se jaloneo, ni soltó ningún golpe o manotazo en ningún momento. Repito, no era agresiva. Ni con ella misma ni con nadie.
Después de eso ya la dejaban con la puerta de la calle con candado. Pero igual, sin comer y sin cuidar de ella”.

Algunos 3 días después un vecino(desconozco quien) hizo el reporte al DIF por maltrato hacia la niña. Vinieron, no la encontraron y solo dejaron 1 citatorio. De ahí la mamá se desapareció 1 semana y regreso. Pensé de verdad que había recapacitado. Pero no… a partir de ahí empecé a prestarle más atención a Lupita. Me di cuenta que no comía, que estaba sola desde las 7:30 am hasta las 8pm (aveces más) .
Te lleve de comer y comiste rápido, tenías mucha hambre. Desde ese día no te perdí el ojo nunca más. Procuraba llevarte algo, después otra vecina también se dio cuenta de la situación y empezó a llevarte desayuno/comida y a veces hasta cena por qué tu mamá te dejaba abandonada y no le importaba si tenías hambre.
Después tu mamá se dio cuenta que te llevábamos de comer y te castigo. Mi amor tus brazos estaban quemaditos. Fue de nuevo DIF e igual no pasó nada, no hicieron nada por ti.
Las últimas semanas durabas hasta 15 días sin que te bañaran.
Ayer por la noche comentan los vecinos que gritabas mucho. Estaba tu mamá, su novio y tú hermano de 15.
Lo curioso es que tu hermano despistadamente acada rato salía a ver si alguien estaba viendo.
A pesar de que estabas en una crisis. De nuevo a tu mamá no le importo y te dejo sola toda la noche (no durmió ahí) cuando llego (10:30am aprox) te encontró colgada en tu habitación supuestamente.
Lupita de verdad no creo que te hayas suicidado, ninguno de los vecinos lo creemos . Muy apenas tenías fuerzas de caminar.
Perdón Lupita. Perdón por no haberte escuchado ayer, tal vez si yo te hubiera escuchado te hubiera ayudado. Siempre cargare con eso. Perdóname Lupita, debí haber hecho más por ti. Descansa mi niña.

Lupita no era estudiante, era una niña abandonada, maltratada y desnutrida.
Jamás olvidare lo mucho que te gustaba que te preguntaran como te llamabas.
Tu mamá declaró que eras agresiva y que por eso te encerraba. Lupita, todos te conocemos y sabemos que es mentira. Se quiere lavar las manos así de fácil.
Espero que revisen bien tu cuerpecito y que se te haga justicia. No merecías esos tratos.
¡JUSTICIA PARA LUPITA!.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *