Violencia familiar sigue aumentando en Tamaulipas; llegan a 2,399 las denuncias

Violencia familiar sigue aumentando en Tamaulipas; llegan a 2,399 las denuncias

Benny Cruz Zapata

De los diez principales delitos que se cometen en Tamaulipas, el de violencia familiar sigue ocupando el primer lugar; de acuerdo a datos de la Fiscalía General de Justicia en la entidad, el primer cuatrimestre del año cerro con 2,399 denuncias, siendo la zona de Reynosa en donde se presentaron el mayor número de demandas con 655 casos.

Se destaca que el mes de abril ha sido el más violento para las familias, ya que se generaron 751 denuncias, cifra superior a la de marzo -701-, a la de febrero -473- y a la de enero -474-.

La Fiscalía General de Justicia en Tamaulipas, puntualiza que la presente información es en relación a las carpetas de investigación iniciadas; desglosada por la Coordinación en que sucedieron los hechos. La estadística representa los 10 principales delitos de mayor incidencia en el estado.
Vale mencionar que la Ley de prevención de la violencia familiar del estado de Tamaulipas, marca en el Artículo 2:
Por violencia familiar se considera el uso de la fuerza física o moral, así como la omisión relacionada con sus obligaciones legales, que de manera reiterada ejerza un miembro de la familia en contra de otro integrante de la misma, contra su integridad física, psíquica o ambas, independientemente de que produzcan o no lesiones.
En el Artículo 3. se señala que on especies de la violencia familiar las siguientes:

Maltrato físico: Es todo acto de agresión intencional, que se ejerce sobre el cuerpo de la víctima y es producido mediante la fuerza física o el empleo de cualquier objeto capaz de producir una lesión interna, externa o ambas.

II. Maltrato psicoemocional: Es todo acto u omisión repetitivo consistente en un insulto, burla, silencios prolongados, prohibiciones, amenazas, intimidación, actitudes ofensivas, infidelidad manifiesta o la acusación infundada de ello, así como las actitudes devaluatorias o de abandono que provoquen en quien las recibe un daño o alteración en la estabilidad psicológica, incluyendo un deterioro o disminución de la autoestima y devaluación del auto concepto;

III. Maltrato sexual: Es aquel acto ejecutado por una persona en perjuicio de otra para estimularse o satisfacerse sexualmente, empleando coacción, pudiendo producir dolor, sin ameritar contacto físico directo en forma de penetración o de tocamientos, bastando el hecho de utilizar a su víctima para obtener placer.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *