Hogares violentos; mujeres agredidas
Benny Cruz Zapata
Lo que debería de ser el teoría el lugar más seguro para la vida de las mujeres, esta convertido en una zona de riesgo, siendo el centro principal de todo tipo de agresiones físicas y emocionales.
Es un hecho que desafortunadamente para muchas mujeres el hogar es un lugar de sufrimiento, al ser v√≠ctimas de violencia infligida por su pareja, la cual debemos prevenir al ser considerado un tema de salud p√ļblica, pero sobre todo una violaci√≥n de los derechos humanos de las mujeres‚ÄĚ

De acuerdo a las cifras proporcionadas por el Sistema Institucional de la Procuradur√≠a (SIIPPTAM), de enero a julio del presente a√Īo se reportan 5,924 delitos contra la familia, de los que 4 540 son por violencia familiar.
La violencia en contra de la mujer no es un tema exclusivo en materia de seguridad, sino que, dada su naturaleza antijur√≠dica se ha propalado de manera grave hasta trastocar los principios pilares del n√ļcleo social, que es el entorno familiar.
En todos los entornos estudiados, es de destacar que más del 90% de las mujeres embarazadas había sido víctima de violencia infligida por el padre biológico del hijo en gestación.

Entre 25 y el 50% de las mujeres que hab√≠an sufrido maltrato f√≠sico durante el embarazo hab√≠a recibido patadas y pu√Īetazos en el abdomen; este tipo de actos deben ser severamente castigados, puesto que no solamente se pone en riesgo la vida de la propia mujer, sino tambi√©n del producto que est√° en edad gestaci√≥n.

De manera tal que debemos poner especial atención a las mujeres en estado de embarazo quienes son más vulnerables en su salud, por lo que no basta el hecho de prevenir y erradicar la violencia contra la mujer, sino también garantizar sus derechos humanos de libertad y seguridad de la persona, pero sobre todo el derecho a la vida tanto de la víctima como del producto en edad de gestación:
Y as√≠ evitar abortos inducidos o en su caso, consecuencias de salud del infante, pues como ya se mencion√≥ ya no es un problema nada mas de seguridad, sino tambi√©n de salud y social familiar‚ÄĚ.

About The Author

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *