Un simulacro el paro de mujeres trabajadoras en tiendas de autoservicio

Benny Cruz Zapata

Un simulacro ha resultado el paro de mujeres trabajadoras en tiendas de auto servicio, pues con todo y anunciado un cambio de horario, donde la apertura de los establecimientos es más tarde y se cierra más temprano, las mujeres que ahí laboran tienen que cumplir con su horario de ocho horas reglamentario.

En un recorrido realizado por las tiendas en mención, las mujeres trabajadoras han compartido bajo la reserva de su nombre, que este nueve de marzo su jornada laboral es como siempre:

“Mucho moño morado y globos del mismo color, pero el paro de labores solo es como un anuncio publicitario, como una publicidad engañosa que no se cumple, nosotras estábamos emocionadas porque hasta en las noticias decían que tiendas como esta se iban a sumar al paro, pero solo fue de palabra”,

Al decir lo anterior, la mujer expone que ellas al igual que otras mujeres trabajadoras viven de todo en sus centros laborales:

“Aquí se vive de todo, desde acoso sexual, hostigamiento laboral, despidos injustificados, jornadas laborales superiores a las ocho horas, pero nunca decimos nada porque perdemos el trabajo”.

Otra de sus compañeras apunta que ellas estaban contentas porque todo mundo hablaba del paro, y lo veían como una posibilidad de que mejoraran sus condiciones laborales, pues por primera vez las empleadas de tiendas de autoservicio eran visibles:

“Cuando uno existe ante los ojos de los demás se les respeta, pero ahora que nos han desengañado que el nueve de marzo es un día como cualquier otro, pues si nos desanimamos”.

El Paro del nueve de marzo

Organizaciones sociales, universidades, instancias de gobierno, artistas, compañías y grupos empresariales se han sumado al paro nacional de mujeres convocado para el 9 de marzo, un día después del Día Internacional de la Mujer.

El movimiento en contra de la violencia de género #UnDíaSinMujeres o #UnDíaSinNosotras, busca que mujeres de todas las edades y regiones, de todos los sectores económicos y sociales suspendan cualquier actividad, que no produzcan ni consuman, que no asistan al trabajo o a la escuela ni salgan a la calle. La idea es que la ausencia de las mujeres se haga visible en la vida cotidiana.

“¡El 9 ninguna se mueve!” es la exigencia de justicia de mujeres mexicanas ante los recientes casos de feminicidios en México y la violencia de género, que lejos de parar continúa en aumento.

El paro nacional de mujeres es un acto que demanda valor y respeto por la vida de las mujeres. Se busca visibilizar la importancia e implicaciones que un día sin mujeres tiene en la sociedad, la economía, la educación, el trabajo, la familia.

Un día sin la participación de las mujeres en la vida económica puede significar más de 37,000 millones de pesos; el cálculo incluye el valor del trabajo de las mujeres dedicadas a labores domésticas o de cuidados sin remuneración alguna.

Distintas instancias públicas y privadas han manifestado su intención de permitir que su personal femenino participe en el paro nacional del 9 de marzo sin consecuencias laborales negativas.

Pie de foto

Un simulacro en tiendas

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*