Violencia contra las mujeres, pesadilla que no acaba

0

Violencia contra las mujeres, pesadilla que no acaba

Benny Cruz Zapata

Hoy es D√≠a en que se conmemora en Tamaulipas y el mundo el D√≠a Internacional de la Eliminaci√≥n de la Violencia contra la Mujer; que sigue siendo una asignatura por cumplir; de ello dan cuenta 104 mujeres asesinadas,13 mil 525 v√≠ctimas de violencia, 463 v√≠ctimas de violaci√≥n simple y 469 v√≠ctimas de abuso sexual; cometidos de enero a noviembre del presente a√Īo de acuerdo al reporte estad√≠stico presentado por la Procuradur√≠a de Justicia al Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad P√ļblica.

Tales cifras dibujan en Tamaulipas el panorama de la violencia de género que de manera cotidiana se siguen presentando; tan solo este fin de semana una jovencita más paso a ser parte de la estadística moral; al ser encontrada en el lecho del río San Marcos en esta capital, de acuerdo al reporte policiaco.

El D√≠a Internacional de la Eliminaci√≥n de la Violencia contra la Mujer sirve de referente internacional para llevar a la mesa la epidemia generalizada que se traduce en denuncias penales por las agresiones f√≠sicas y econ√≥micas sufridas de manos principalmente de los esposos o parejas de las v√≠ctimas, en los √ļltimos a√Īos la violencia familiar se ubica en los 10 principales que se cometen en la entidad al igual que el abandono de obligaciones alimenticias

El rostro de la violencia

Cuando a Teresa Rodriguez de 22 a√Īos de edad la encontr√≥ su familia con las costillas rotas y el rostro desfigurado por la golpiza que su esposo Alfredo Mart√≠nez le dio la noche anterior, por no tener la cena lista; no encontr√≥ manera de seguir justificando las agresiones cotidianas de las que era v√≠ctima:

‚ÄúEse d√≠a tuve conciencia de que yo era la √ļnica que pod√≠a salvar mi vida, me daba mucha pena que mis papas me vieran as√≠, llevaba dos a√Īos de casada y casi los mismos de soportar todo tipo de golpes, burlas, pero tambi√©n mentiras de que el pod√≠a cambiar porque me amaba, solo que yo lo desesperaba mucho y lo provocaba‚ÄĚ.

Con miedo formulo la denuncia contra su marido, despu√©s de que los doctores lo hicieron primero ante el ministerio p√ļblico:

‚ÄúYa son dos meses de lo que paso y con la ayuda de mi familia estoy saliendo adelante‚ÄĚ.

Testimonios van….testimonios vienen como parte de una realidad que en cotidiano lacera la vida de las mujeres….

¬ęLa violencia contra las mujeres es el pan nuestro de cada d√≠a, y lo m√°s terrible que se sigue padeciendo en silencio, qued√°ndose entre las cuatro paredes, ya que a pesar del avance que se tiene en la cultura de la denuncia, falta mucho por hacer, conciencias que mover, lograr que efectivamente las mujeres entiendan que como dice el comercial, la violencia no es normal y debe atajarse fomentando el respeto y el amor de las mujeres por ellas mismas.¬Ľ

Sostiene lo anterior la maestra en sicología Gabriela Solís Segovia , académica de la Universidad Autónoma de Tamaulipas:

‚ÄúEl gran problema de la violencia de g√©nero es que por ser tan cotidiana llega a verse normal, entonces se pasa del grito al empuj√≥n y despu√©s a los golpes, hay un poema que ilustra la cadena de la violencia ‚Äďhoy recibi√≥ flores- en donde ilustra lo letal que puede llegar a ser no identificar el problema a tiempo, ya que de los golpes pasan a las golpizas y aqu√≠ es donde much√≠sima mujeres han perdido la vida, otras quedan discapacitadas o lastimadas en su autoestima de por vida‚ÄĚ.

Para la estudiosa del tema lo más lamentable es que los agresores ya no son delincuentes que llegan a agredir a la víctimas en la calle o por casualidad sino que son los padres, los maridos, incluso los hermanos en donde el machismo se impone y es de lamentables consecuencias, además la problemática tiene como escenario el propio hogar de la víctima.

Por su parte la Diputada federal Olga Sosa Ruiz, una de las impulsoras de leyes estatales para detener la epidemia de la violencia de género sustenta que más allá de las estadísticas se hace necesario cerrar filas para atender la problemática que de manera cotidiana lacera la vida y la calidad de vida de miles de mujeres:

‚ÄúEstamos ante una problem√°tica internacional en la cual Tamaulipas no escapa, ya que si bien es cierto que cada vez hay m√°s leyes que castigan la violencia contra las mujeres, todav√≠a falta mucho por hacer, empezando por tomar conciencia colectiva de que la violencia de genero no solo afecta a las mujeres, sino a las familias y a la sociedad en su conjunto, por ello se hace pertinente tomar conciencia de que todas y todos podemos hacer algo cuando vemos que una mujer sufre maltrato, desde el vecino que denuncia, hasta la familia que arropa y las instituciones que atienden‚ÄĚ.

Agrega que no podemos cerrar los ojos ante las estad√≠sticas que muestran mujeres asesinadas cada vez con m√°s sa√Īa, o violentadas ya sea f√≠sica, emocional o econ√≥micamente:

‚ÄúLa sociedad en su conjunto tiene el deber de involucrarse en la problem√°tica y cada quien desde su trinchera contribuir a tener un mundo mejor que se va a lograr si hay mujeres libres de violencia‚ÄĚ.

La conmemoración

El Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer tiene el antecedente de la fecha del 25 de noviembre para conmemorar a las hermanas Mirabal, tres activistas políticas que fueron brutalmente asesinadas en 1960 por orden del gobernante dominicano Rafael Trujillo (1930-1961)

En estadísticas internacionales se destaca:

Hasta un 70% de las mujeres sufren violencia en su vida

Entre 500.000 y 2 millones de personas se calcula que son v√≠ctimas cada a√Īo de trata, lo que las lleva a la prostituci√≥n, a realizar trabajos forzados, a la esclavitud o a la servidumbre, Las mujeres y las ni√Īas representan alrededor del 80% de esas v√≠ctimas.

Se calcula que m√°s de 130 millones de mujeres y ni√Īas que viven hoy en d√≠a han sido sometidas a la mutilaci√≥n/ablaci√≥n genital femenina, sobre todo en √Ąfrica y en algunos pa√≠ses de Oriente Medio.

El costo de la violencia doméstica en los Estados Unidos supera los 5.800 millones de dólares anuales, de los que 4.100 millones corresponden a servicios médicos y sanitarios. A la vez, las pérdidas de productividad suponen cerca de 1.800 millones de dólares.

PIE DE FOTO

Violencia de genero

Mujeres Maltratadas

Olga Sosa Ruiz, Diputada federal

About The Author

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *